Energía garantiza inversiones

 

Ante el inicio de operaciones mineras y de otras industrias productivas que emplean gran cantidad de energía, surge la pregunta ¿será suficiente la actual reserva con la que contamos?
Estamos con una sobreoferta, que nos permite tener asegurada la oferta hasta el 2021, para atender los proyectos pendientes de ejecución y comenzar a exportar energía. Debemos aprovechar la oportunidad del rol económico y factible de las energías renovables, en el futuro sistema interconectado de países andinos (SINEA) y las oportunidades para la inversión.
Así lo sugiere Pedro Gamio Aita, ex viceministro de Energía, quien recuerda que alrededor del 80% de la matriz peruana depende de los hidrocarburos. “Esto no guarda relación con los recursos energéticos disponibles, hay problemas de gestión y falta planeamiento estratégico, que permita avanzar en la diversificación de la matriz energética”, enfatiza.
Indica que falta emplear de forma más eficiente el gas natural, principalmente en el transporte y la industria y hay todavía poco aprovechamiento de las tecnologías renovables no convencionales.
“Se debe incorporar en las políticas públicas los riesgos y costos del cambio climático, que afecta a la economía y a las personas. Hay que tener presente que el Perú es un país que puede saltar la revolución industrial e ir directamente a una revolución de energía limpia”, plantea Gamio Aita.
La importancia de vincular el sector privado con la mejora de la infraestructura y los servicios, el éxito de asociaciones público-privadas, y oportunidades de ganar competitividad a lo largo y ancho del territorio, “que sirva para impulsar proyectos sostenibles”, refiere.

PRODUCCIÓN

La producción eléctrica obtenida en el 2015 fue de 48,000 gigavatios hora (GWh), lo que representó un incremento de 6% respecto al año anterior. Por otro lado, a nivel del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), también se incrementó en 6.6% (44,553 GWh).
Según el actual viceministro de Energía del Ministerio de Energía y Minas (MEM), Raúl Pérez – Reyes, “esto implica un importante crecimiento de la energía eléctrica en el país, con una potencia efectiva de 11,300 megawatts a nivel total del sistema en el Perú, mientras que en el SEIN es de casi 9,700 megawatts”.
En otros aspectos, sobre cómo optimizar los costos en la producción de energía, César Espinoza, sub gerente de Operaciones de Statkraft Perú, refirió que las empresas necesitan maximizar el beneficio. “Tradicionalmente la gestión del mantenimiento de los activos es vista como un tarea que debe minimizar las fallas de producción, sin embargo esta visión puede fácilmente jugar en contra de los resultados económicos de la compañía, en un mercado donde los costos marginales de energía son muy bajos”, explica.
Sostiene que es necesario enfocar la gestión del mantenimiento como un pilar de la maximización de rentabilidad de la organización, así como de la sostenibilidad del negocio en el largo plazo. “El conocimiento especializado de los activos críticos es fundamental, así podrás conocer el nivel de riesgo involucrado en el presente y futuro”, indica.
Explica que así se podrá hacer un balance entre el costo de confiabilidad y el nivel de riesgo que se está dispuesto a aceptar.
“Es, por tanto, necesario enfocarse en las actividades que contribuyen al beneficio. Consecuentemente se tendrá un personal con mayor y mejor conocimiento, que estará desarrollando mayores oportunidades de eficiencia, a su vez incrementará su satisfacción e impactará directamente en el clima laboral”, comenta.

RESERVAS

De acuerdo con la información brindada por Raúl Pérez – Reyes, el nivel de reserva de energía eléctrica, que el año pasado fue de 38% de la producción total, crecería a 54% en el 2016, debido a las inversiones realizadas para este fin.
Dijo que tenemos, en la actualidad, un nivel de reserva de 38%, pero aumentará probablemente este año a 54%, en parte explicado porque como país hemos invertido en tener una reserva. Refirió que se está otorgando “un servicio confiable” producto de las inversiones efectuadas en los últimos años, con la intención de darle “seguridad” al sector.
“Ello permite que no tengamos ningún problema si, por alguna razón, sale de servicio una central de 1,000 megawatts. Gracias a esta reserva el país no lo percibiría”, destacó el funcionario.
Por su parte, Juan Antonio Rozas, country manager de Statkraft Perú, considera que es importante hacer un balance entre la demanda interna y externa de electricidad que se tendrá en los próximos años, para poder aprovechar nuestros recursos al máximo (hidroeléctricas y térmicas que utilizan el gas de Camisea), siempre adecuando la normativa a las necesidades del país, mirando a corto y largo plazo.
“Los nuevos proyectos deben ir de la mano del impulso de nuevas inversiones en diferentes sectores de la economía, que reflejen su crecimiento en una mayor demanda de electricidad y en el crecimiento del país”, opina el directivo.

POTENCIAL

Respecto al potencial de las energías renovables, el viceministro de Energía del Ministerio de Energía y Minas, Raúl Pérez – Reyes señala que la eólica es de aproximadamente 22,000 megawatts, del cual ya existen a la fecha 142 megawatts instalados.
“Tenemos un importante potencial de biomasa (en base a compuestos orgánicos) y estamos haciendo un estudio para determinar cuánto es concretamente, pero a nivel de instalado ya tenemos 78 megawatts”, dijo.
En tanto, en cuanto al potencial geotérmico (calor de la tierra) dio a conocer que se espera que este se duplique a 6,000 megawatts, a pesar de que no se ha desarrollado algún proyecto de una central de este tipo.
“El potencial solar es muy elevado, teniendo a la fecha 96 megawatts instalados, en tanto que el hidroeléctrico es el que más se conoce y se tiene 3,300 megawatts instalados, pero con un potencial aproximado de 69,500 megawatts a desarrollar”,
sostuvo.

HUB ENERGÉTICO

Perú junto a los países andinos puede constituir un hub energético andino, que cree oportunidades de integración, reduzca costos, mejore sustancialmente nuestra infraestructura y reduzca la huella de carbono. Así lo considera Pedro Gamio Aita, ex viceministro de Energía.
Comentó que los ministros y altos funcionarios del sector Energía de la Comunidad Andina: Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Chile como país asociado, han acordado la Iniciativa del Sistema de Interconexión Eléctrica Andina (SINEA), la cual busca conseguir un mercado común de electricidad entre los cinco países.
Como se sabe, la SINEA se constituyó en abril de 2011, con el objetivo de desarrollar un Corredor Eléctrico Andino, mediante la construcción de infraestructura necesaria para la interconexión eléctrica regional, y de otro lado, la creación de un marco regulatorio que facilite los intercambios y transacciones de energía eléctrica.
Los países suscribieron la “Declaración de Lima para la Interconexión e Integración Eléctrica Andina”, en la cual se acordó avanzar en el proceso de integración eléctrica regional, analizar y adoptar un acuerdo de armonización regulatoria que permita conformar un mercado eléctrico regional.
Entre los objetivos propuestos, está la seguridad de suministro energético a los sistemas eléctricos de los países involucrados, además de diversificar las fuentes de generación, fomentando la producción eléctrica a partir de fuentes renovables.
“Se busca implementar mecanismos que faciliten la seguridad jurídica y garantías para el desarrollo de la infraestructura y transacciones internacionales de electricidad, además de generar acuerdos bilaterales que definan mecanismos comerciales que sustenten este tipo de intercambio. El objetivo último trazado por las naciones involucradas es fortalecer el abastecimiento entre los países, logrando un respaldo mutuo ante contingencias”, refiere.

CENTRALES EÓLICAS

Hasta el momento, son cuatro los parques eólicos que operan en nuestro país, generando 239 MW (megavatios) al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), con lo cual contribuyen al cuidado del medio ambiente, puesto que no emiten gases contaminantes.
En el 2014 iniciaron sus operaciones las primeras tres grandes centrales eólicas en el país, tales como Marcona (Ica) de 32 MW, Cupisnique (La Libertad) de 80 MW y Talara (Piura) de 30 MW.
En marzo pasado, se integró al SEIN la central eólica de generación eléctrica “Tres Hermanas”, ubicada en el distrito de Marcona (Ica), la cual cuenta con una potencia instalada de 97,15 MW y demandó una inversión de aproximadamente US$ 197 millones.
Este nuevo parque eólico está compuesto por 33 aerogeneradores e inyectará su energía al SEIN a través de la sub estación existente en Marcona.
De acuerdo con estudios efectuados por el Ministerio de Energía y Minas, el potencial eólico del país es de aproximadamente 22450 MW y a la fecha se tiene instalados 239 MW, es decir 1% del potencial total.

Facebook Comments