Guillermo Shinno: “Los inversionistas siguen viendo a Perú muy expectante”

¿Cuáles son las expectativas de la inversión minera para este año?

Desde el punto de vista de flujo de inversiones, tendremos un buen año, pero básicamente por los tres grandes proyectos que están en ejecución; la ampliación de Toromocho, Mina Justa y Quellaveco, que van dinamizar la inversión minera. Estos proyectos vienen del año pasado y han empezado su construcción, lo cual moverá el mercado minero, luego no tenemos nada más. Lo que hay son proyectos pequeños y para los próximos años no se ve un buen panorama.
Por ejemplo, si quitara estos tres proyectos, la verdad que el crecimiento del sector minero no sería el que todos esperamos.

¿Qué temas quedaron pendientes y no se concluyeron en el 2018?

Desde el año pasado, por ejemplo, está el reglamento de Ley de Cabecera de Cuenca que emitió el Congreso, y que el Gobierno estaba por remitir dicho reglamento, a mediados del año pasado. Hay mucha preocupación por parte de los profesionales que están en la actividad minera y del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, para que este reglamento no prohíba el uso de las aguas, sino más bien promueva su regulación y se aproveche mejor. La idea no es prohibir sino saberla utilizar eficientemente. Se está viendo cómo encontrar un mecanismo que permita dar esta salida. Ya pasaron varios meses y no existe este reglamento, y que en su momento se iba a dar, pero por un lado tenía sus detractores y por otro, estaban a favor.

El otro aspecto es la permisología, que se quejan los inversionistas y las empresas para poder sacar adelante los proyectos. Para ello, el Ministerio de Energía y Minas, emitió a mediados de octubre la pre publicación de un nuevo reglamento de procedimientos mineros que va desde el momento que uno obtiene la concesión minera hasta la explotación, lo cual se supone agilizaría las inversiones y haría más eficientes los procesos sin relajar las exigencias ambientales, de seguridad y respeto a las comunidades. Pero, aún no se sabe cuándo saldrá publicado el reglamento final.

Y la devolución del IGV para exploraciones…

Es un tema más del Congreso. El Ejecutivo propuso que se amplíe a tres años la devolución del IGV a las empresas exploradoras, pero lamentablemente el Congreso solamente aprobó que sea por un año, el que concluirá a fines del 2019.  Este tiempo es insuficiente, considerando que es una actividad que no tiene ingresos y solo son gastos, y que muchas veces no se descubre grandes yacimientos minerales, por lo tanto son descartados. Sería de mucho incentivo, que por lo menos puedan recuperar el IGV.

Frente al panorama del sector ¿Cuáles son los riesgos del desarrollo minero?

En el contexto internacional, el mundo no está creciendo a la velocidad que uno quisiera, China, inclusive, cada vez crece menos y tiene proyectado crecer para este año en 6%, siendo la que mueve la economía en el mundo. La guerra comercial entre EE.UU y China, que si bien hay conversaciones y están tratando de llegar a acuerdos, pone nervioso a los mercados. Además, está latente que la FED imponga alguna tasa mayor, por lo que de alguna forma los inversionistas en vez de ir por inversiones de riesgos en el sector minero pueden ir a otros instrumentos financieros, que le pueden dar más tranquilidad.

No es un contexto totalmente favorable, pero tampoco es pesimista. Con lo que tenemos podemos avanzar, además el sector minero siempre ha sido cíclico, con años de crisis y bonanzas. No es un año malo, pero no se ve que habrá un gran crecimiento, en el contexto internacional.
En el contexto local, tenemos por un lado el tema de los permisos que si no se soluciona o no se ve la ventanilla única, que en algún momento se mencionó, cada vez se atrasarán la ejecución e implementación de estos proyectos mineros. Hoy, tenemos proyectos muy pequeños, salvo los tres grandes proyectos que están en ejecución, por ello hay que reactivar la exploración. La otra variable muy importante que debe tomarse en cuenta, en el cual el Gobierno ya no debe ponerse de costado sino afrontarlos y tener una estrategia de cómo salir adelante, tiene que ver con los conflictos sociales.

Por ello, se debe tener un buen diseño y una adecuada estrategia de cómo afrontarlos para lograr el consenso con las comunidades. Las poblaciones deben tener oportunidades de desarrollo que tantos años han reclamado. Se supone que con el adelanto social se debería empezar a invertir en obras de infraestructura primaria básica, como salud y educación. De esa manera, la población sentiría que están atendiendo sus necesidades básicas. Es importante que el Gobierno tenga instituciones fuertes para asegurarse que las operaciones mineras sean sostenibles y ambientablemente amigables, en el entorno en el cual van a operar. Creo que son los principales retos y el contexto que hay que mirar este año.

En su opinión ¿Qué proyectos postergados tienen más posibilidades?
Si el Gobierno decide afrontar el tema social, se podría llevar adelante el proyecto Tía María, lo cual sería una señal muy importante en el contexto internacional y para los inversionistas. El mensaje sería que los proyectos pueden salir adelante si el Gobierno los apoya a pesar de los conflictos. En el caso de Conga, la compañía mencionó que en el contexto de hoy en día ya no era del todo rentable, pero sí podría desarrollarse porque tienen permiso de construcción y los inversionistas podrían realizar la construcción rápidamente. Se avanzaría en la medida que la empresa efectivamente confirme que el proyecto sigue siendo viable.
Caso distinto es el proyecto Río Blanco que aún no tiene aprobado el Estudio de Impacto Ambiental, por lo que va tomar su tiempo de maduración.
Si se decidiera apoyar y afrontar todos los problemas sociales, saldrían adelante Conga y Tía María, en tres y dos años, respectivamente, y se incrementaría la producción del cobre.

¿Cómo se debería difundir la minería en las zonas de influencia de las operaciones mineras para evitar los conflictos sociales?

Detrás de los conflictos sociales se dan muchas variables: Hay una población temerosa y es lógico que las comunidades se preocupen cuando le dicen que en la zona donde habitan y pastan sus animales se desarrollará una operación minera. Por eso, hay que llevar la información adecuada y responder todas las inquietudes.
Por otro lado, hay terceras personas, asociaciones, ONG, instituciones, consultores y abogados que tienen otro interés, el de manipular a la gente, aprovechándose de la falta de conocimiento sobre la minería responsable. Mienten y hacen creer que se afectarán las tierras y hacen que rechacen a las empresas, y también tratan de tener un beneficio económico.
Hay un tercer grupo que se oponen por un tema de ideología. No quiere una actividad extractiva. Si sabemos mapear cuál es el problema en cada caso y atender cada uno de las necesidades y enfrentar aquellos casos en las cuales se está manipulando a la gente, creo que eso sería el gran reto y la oportunidad para salir adelante.
La empresa tiene que saber informar, saber llegar mediante personas capacitadas, que entiendan las costumbres, de cómo se relacionan, cómo se comunica la gente y otras variables más que puedan existir, y hacer que esta población acepte que una empresa puedan ingresar adecuadamente para poder desarrollar algo en conjunto, porque el beneficio es para ambas partes.
En los últimos años, hemos visto que ex gobernadores y ex alcaldes de las zonas de las localidades que están en áreas de influencia de las operaciones mineras están presos, justamente por utilizar inadecuadamente los ingresos que genera la industria minera.

¿Cuáles son las regiones con mayor proyección de inversión?
La región sur es la que tiene mayor proyección de inversión. Apurímac tiene un alto porcentaje de proyectos para ser desarrollados, los cuales serán viables si hay un ferrocarril, porque los costos logísticos en operación son muy altos.  El Gobierno tiene que garantizar que esas operaciones sean sostenibles y responsables, y que se empleará adecuadamente los ingresos que genera la minería. Por parte de la comunidad tiene que entender que los recursos minerales son de todos los peruanos y que genera oportunidades no solo para la zona de influencia sino para todo el país.

¿Cuáles son las perspectivas del mercado de metales?
No se prevé un incremento de los precios de los metales tradicionales como en el ciclo anterior (del 2003 al 2012). En el caso del litio, se ha anunciado el hallazgo de Macusani Yellowcake en Puno, pero todavía tienen que hacer más trabajos de exploración para darle más forma al proyecto. Se prevé que en el futuro el litio tendrá una mayor demanda y en el caso del zinc, todavía, se prevé que va seguir con un buen precio.

Fuente: Horizonte Minero

Facebook Comments