Los ciclos en la minería y los seguros

Si analizamos lo que viene pasando en los últimos15 años en el sector minero, encontraremos subidas paulatinas en los precios, caídas repentinas, estabilidad moderada, fluctuaciones variadas por tipo de mineral, cambios que siguen diferentes factores de la economía mundial que alteran los precios y que caminan de la mano con el crecimiento o reducción en las inversiones mineras, con un principal amortiguador constante que sí parece crecer solo y es el aspecto social. Al mismo tiempo hemos visto años de incrementos acelerados en el costo de inversión y de los servicios y colas de tiempo para la obtención de activos pero también un freno duro en gastos, luego de cierta licencia, para pasar a un enfoque de productividad y en forma algo tardía implementar tecnología acorde a nuestros tiempos.

Dentro de esta constante disrupción, los riesgos también se dinamizan, cambian prioridades, se alteran las capacidades de tolerancia, no es raro que en la bonanza del oro con precio por encima de los $1,500 la onza, los flujos de caja permitían una mayor capacidad de retención de riesgos o cuando la tonelada de cobre caía por debajo de los US$5,000, se reducía el nivel de tolerancia a pesar de tener que afrontar un mayor gasto.

Hoy vivimos en un mundo de adaptación, ya terminó hace muchos años un ciclo muy largo de rechazo al cambio, hoy es natural enfrentarse a diario a nuevas formas. Los seguros siguen también esta tendencia, las primas se mueven por los grandes desastres, por eventos de magnitud en el mundo, por oferta y demanda de capitales y los asesores de seguros se adecuan a las riesgos emergentes, a las nuevas preocupaciones de los directivos, ya no solo se asegura el terremoto y los incendios, se analizan los riesgos medioambientales, las paralizaciones por aspectos sociales, las exposiciones catastróficas bajo modelaciones científicas, los niveles de retención con estudios financieros, los riesgos cibernéticos, que aunque en nuestro país recién se presentan, crecen en forma exponencial en el mundo.

En los últimos 12 años las indemnizaciones en el sector minero en el mundo por grandes eventos han bordeado los US$ 4,000 millones de dólares. Se han presentado eventos de magnitud en el sector como el colapso de presas de relaves y paredes del tajo, incendios en plantas, fajas, transformadores y cuartos de control, explosiones, daños internos en molinos, rotura de fajas, terremotos, inundaciones, huracanes, entre otros, siendo la afectación principal la pérdida de beneficios por la paralización de las operaciones. La buena gestión de los riesgos y la adecuada transferencia de estos a las aseguradoras es vital en la minería. A su vez, los aseguradores son muy cautos en el otorgamiento de coberturas para este sector; realizan un análisis muy fino de la información de suscripción; estabilidad de presas, redundancias en las líneas de producción, repuestos en stand by de equipos críticos, gestión del mantenimiento, sistemas de protección y prevención de incendios, planes de continuidad de negocio, cultura de gestión de riesgos de las empresas y control de cambios entre otros.

Creemos en los cambios, conocemos los ciclos, estudiamos las certezas y con alegría hoy, recibimos indicadores de un nuevo ciclo, en minería hay 3 grandes proyectos que están iniciando o ya iniciaron su construcción; La expansión de Toromocho, Mina Justa y Quellaveco, sumado a la expansión de Shougang ya con obras avanzadas. Estos proyectos van a traer un gran dinamismo en la economía suman 9,000 millones de inversión y al entrar en operaciones, unos años más tarde, contribuirán quizás en alrededor de 2 puntos en el crecimiento del PBI nacional.

Siento en forma moderada que los empresarios vuelven a un clima positivo, ojalá nos contagiemos todos y continuemos el desarrollo. Tenemos muchos proyectos por desarrollar, ojalá empresas, gobierno, comunidades rompamos el círculo viscoso y entramos a uno virtuoso trabajando todos juntos por nuestro país, en el que las comunidades vean a sus hijos crecer en progreso, la infraestructura pública se levanta con admiración y las empresas logran su objetivos generando empleo en la mina, en el entorno, en proveedores, contratistas, servicios, asesores y puedan sentir dentro de varios años más el orgullo de haber sido parte del desarrolla de los pueblos aledaños a la operación minera y nosotros los asesores de seguros, sigamos contribuyendo a que todo avance sin interrupciones.

Por: Cesar Kahat – Vice President/ Marsh Rehder

Facebook Comments