La minería debe ser una industria de largo plazo

El comportamiento cíclico tiene que estar en el ADN de las empresas del sector. Cuando estamos en una época de crecimiento no hay que olvidar que luego se tendrá una etapa de caída, entonces ciertas decisiones de inversión, formación y retención de personal, se deben tomar con esa mirada. No debo sobre invertir ni entusiasmarme demasiado en comprar activos y propiedades más allá de lo razonable, porque habrá un punto de inflexión. Cuando estoy de caída tampoco hay que sobre reaccionar, no debo deshacerme del personal clave ni desarmar lo que he armado. Estos dos aspectos son claves para el desarrollo del sector”, manifiesta el Ing. Armando Gallegos, presidente del directorio de Gerens.

¿En nuestro país se está planificando estratégicamente el desarrollo de la minería?

Justamente en el libro Minería: Retos y posibilidades, Planificación estratégica del sector minero en el Perú y benchmark con seis países mineros, se muestra que la planificación estratégica del sector es una tarea pendiente.

En los últimos años, se han formulado planes, tales como los PESEMs sectoriales y el Plan Nacional de Desarrollo, pero cuando hemos comparado el tipo de plan que hacen otros países mineros hemos encontrado muchas oportunidades de mejora. En el sector se requiere pensar en horizontes de largo plazo; la gran limitante ha sido que se ha pensado y actuado con horizontes de corto plazo siendo una industria que por demás sabemos tiene horizontes y planeamientos de muy largo plazo.

¿Cuáles son los principales retos para planificar el sector?

Hay varios retos desde el punto de vista de la metodología de la formulación del plan. Un primer reto es que no hay claridad en el Plan Nacional de Desarrollo, ni claridad suficiente sobre el rol y la trascendencia de la minería en la actividad económica del Perú, y no hay consenso ni visión compartida.

Si no existe una visión compartida difícilmente los otros sectores, ministerios relevantes y gobiernos regionales, y la opinión pública en general se van a poder alinear. Ese es un primer problema.  Paradójicamente, no hay consenso sobre el modelo de desarrollo del Perú y el rol que debería jugar en ese marco la minería.

Otro problema es el alineamiento de la minería con los gobiernos regionales porque la minería es una actividad principalmente regional debido a que se desarrolla en territorios. No hay claridad en el rol que puede jugar la minería en una región minera importante como puede ser Apurímac o Cajamarca u otras regiones. Entonces, nuevamente, encontramos esta falta de claridad en las regiones.

Un tercer problema importante es que tampoco hay esta comprensión en otros sectores con los cuales la minería tiene que trabajar como el sector de infraestructura, educación, salud, y de los que depende como el sector financiero y regulatorio. Hemos realizado un análisis de los componentes del Índice Fraser que son quince y uno por uno hemos ido viendo qué otros sectores dependen del sector minero. Por ejemplo, para la atracción de la inversión, la minería depende del Ministerio de Economía y Finanzas y la Sunat, mientras que en el tema ambiental depende del Ministerio del Ambiente y otras identidades como el SENACE, OEFA, etc.

Necesitamos alineamientos entre los sectores e infraestructura de carreteras, puertos, ferrocarriles que calcen con la mirada de largo plazo. Esos son los problemas metodológicos e institucionales con los que nos tropezamos al momento de planear.

De acuerdo a su experiencia ¿Cuáles son las mejores prácticas para que una empresa del sector construya eficientemente su plan estratégico?

Armandog
Para que una empresa tenga planes estratégicos eficaces primero tiene que tener un liderazgo comprometido. La cabeza y el equipo gerencial tiene que estar comprometido con una idea de largo plazo, tener una visión o formularla, y luego coherencia y disciplina para invertir, formar gente, adecuar la organización y tomar decisiones a veces difíciles que la ejecución de un plan requiere.

Armando Gallegos, presidente del directorio de Gerens.

El plan puede requerir reenfocarse, adquirir nuevas oportunidades de negocio, deshacerse de otras, cambiar paradigmas dentro de la organización o tomar decisiones con riesgo. Planear estratégicamente es tomar decisiones sobre el largo plazo de la organización y ponerlas en práctica, desde su concepción hasta culminar la ejecución, esa es la gestión estratégica que deja huella en una organización.

¿Y cuáles son las principales cualidades que deberían tener las personas que lideran un plan estratégico?

Deben tener pensamiento estratégico, disciplina en el proceso de tomar decisiones de inversión, enfocarse en el crecimiento y priorización, y también dejar de hacer cosas.

Para ello, se debe contar con una buena información del mercado, conocer a sus competidores, sus propias fortalezas y capacidades organizacionales y tener un plan para elevar su posición competitiva, con la optimización de procesos y mejora del equipo gerencial, innovación de nuevos productos y servicios.

La gestión estratégica es el proceso por el cual una empresa va precisamente identificando oportunidades y va tomando decisiones para aprovecharlas en beneficio de la empresa.

¿Qué cambios se han producido en la gestión estratégica en los últimos años?

Hace quince años, cuando GERENS se inició ofreciendo programas de gestión estratégica para la minería había poca aplicación de herramientas estratégicas de gestión en el sector. De hecho, había pocas empresas que hacían planes estratégicos y pocos gerentes que pensaban en esos términos.

Hoy, la gestión estratégica es una herramienta importante en el sector minero. Numerosas empresas ya tienen procesos de gestión estratégica establecidos durante el año y actualizan su plan para el siguiente año. Además, periódicamente hacen una revisión de largo plazo del plan estratégico y actualizan las herramientas de monitoreo, seguimiento y control.

En otras empresas también observamos que existen planes estratégicos funcionales para las gerencias de operación, exploraciones y mantenimiento, entre otras, con el fin de mejorar esas áreas de la empresa alineándolas con los objetivos de largo plazo de la organización.

¿Qué panorama se espera para el sector?

De acuerdo a los indicadores, se espera un buen año para la minería que contribuirá de manera muy favorable a la economía peruana a pesar del ruido político en el cual estamos inmersos.

Los precios de los metales están en una tendencia de subida y las características del mercado anticipan mayor demanda en los próximos años, principalmente en cobre y zinc

Facebook Comments