Avances en depósitos de relaves

Los depósitos de relaves son instalaciones críticas de una operación minera y una falla de los mismos, que lamentablemente ha ocurrido a lo largo del tiempo y en años recientes, conlleva a potenciales pérdidas de vidas, daños ambientales, afectación a la propiedad y ambiente, entre otros, siendo una de las principales causas de tales eventos el mal manejo del agua durante las operaciones.

Una forma de reducir el impacto de una potencial falla de un depósito de relaves es a través de la tecnología de filtrado y disposición en “seco”, en la que el agua de la pulpa de relaves es eliminada en una planta de filtrado hasta producir una torta de relaves que puede ser transportada al depósito mediante camiones o fajas transportadoras.

Relave2

Hoy en día cerca de una decena de unidades mineras en el Perú operan con la tecnología de relaves filtrados y existen varios proyectos mineros, tanto en operación como en estudio, que utilizarán esta tecnología que por otro lado, ha experimentado mejoras significativas a lo largo de los años. Muy pocas de estas operaciones se encuentran en zonas de escasa o nula precipitación, por el contrario, varias de ellas y otros proyectos en actual desarrollo, se encuentran en zonas de altas precipitaciones.

Antes del proceso de filtrado, es necesario incrementar el contenido de sólidos de la pulpa de relaves mediante el uso de un espesador, lo que permite recuperar parte del agua de la pulpa, consiguiendo un contenido de sólidos que varía entre 50 y 60%, lo cual dependerá del diseño del espesador y de las características granulométricas, mineralógicas y reológicas del relave. Posteriormente, en la planta de filtrado con la utilización de filtros banda o prensa, se obtiene un desaguado final hasta alcanzar un contenido de humedad metalúrgica de los relaves que puede variar entre 15 a 20%, lo que equivale a un contenido de humedad geotécnica del orden de 18 a 25%.

relave3
Javier Mendoza Gerente de Ingeniería de Anddes

Debido a que un depósito de relaves filtrados es autosoportante, es decir, su estabilidad depende de las características de resistencia de los propios relaves ya filtrados, es recomendable que estos materiales sean compactados durante su colocación, requiriendo para ello un contenido de humedad óptimo para incrementar la eficiencia de la compactación, el que se obtiene de las curvas densidadhumedad de un ensayo de compactación Proctor estándar.

Usualmente, el contenido de humedad del relave filtrado está por encima del óptimo requerido para la compactación, por lo que se requiere áreas de desecación de los relaves, ya sea fuera del depósito o dentro de él, antes de su colocación y compactación.

En algunos proyectos, tomando en cuenta aspectos de orden técnico, ambiental, social y económico, las evaluaciones de alternativas de diferentes tecnologías de disposición de relaves para una misma operación minera en un tiempo y producción definidos, la disposición de relaves filtrados ha resultado con mayores ventajas para el proyecto en comparación a las opciones convencionales que hoy en día se utilizan en la mayoría de las operaciones mineras en el Perú. Si bien estos casos no pueden ser generalizados, resulta importante destacar las grandes ventajas que ofrece esta tecnología desde el punto de vista ambiental y de percepción para una operación minera.

 “Una forma de reducir el impacto de una potencial falla de un depósito de relaves es a través de la tecnología de filtrado y disposición en seco”.

Si bien es cierto que existen ciertas limitaciones para la operación de depósitos de relaves filtrados, principalmente en zonas lluviosas, esto es posible de realizar con un detallado y exhaustivo diseño del manejo de aguas superficiales considerando, por ejemplo, la utilización de plataformas con coberturas para almacenar temporalmente los relaves filtrados, así como también el uso de coberturas sobre las áreas de los relaves ya compactados. Otro aspecto importante a tomar en cuenta es que la operación de un depósito de relaves filtrados consiste básicamente en la formación de una pila de gran altura, reduciendo con ello las áreas impactadas en comparación con un depósito convencional, lo que permite aprovechar al máximo el área ocupada.

Facebook Comments