Fusiones y adquisiciones en minería

A pesar que el mercado es más volátil y las inversiones en minería son menores, la minería peruana ha logrado atraer recursos para continuar el desarrollo de proyectos avanzados.
En el encuentro minero “Fusiones y Adquisiciones en el Sector Minero”, organizado por EY PERÚ y Horizonte Minero, se dio a conocer los retos que se tienen que superar para impulsar al sector con una mirada de largo plazo, siendo las inversiones en exploraciones de mayor impulso.

 ¿Cuáles son las expectativas de los inversionistas en hacer no solamente M&A, sino en invertir en el sector minero en el Perú?

p22
Raúl Del Pozo : Socio de Auditoria de EY Perú

Raúl Del Pozo (RDP): En realidad cuando un inversor del exterior quiere venir al Perú creo que su principal indicador de medición probablemente sea la tasa efectiva que obtendrá en función a una inversión que pueda realizar. El inversor se comienza a preguntar ¿cuál es el riesgo país?, ¿qué reglas tengo para hacer esta inversión? ¿qué seguridad jurídica voy a tener con la inversión? ¿voy a tener un poder judicial que me respalde si hay un inconveniente? y ¿los procesos funcionan de una manera clara?.
Lo que busca justamente un inversor es destinar sus recursos en un país donde haya predictibilidad para medir su inversión.
Otro tema importante que se tiene en cuenta es el conflicto social. ¿Me van a dejar desarrollar mi proyecto y qué problemas voy a encontrar?, ¿qué respaldo voy a tener del Estado? y ¿cuánto tiempo me voy a demorar en la construcción de la mina?
Siempre hablamos que Perú es un mendigo sentado en un banco de oro. Hay muchos recursos, pero hay que desarrollarlos. El tema de exploraciones está muy débil, no se está sembrando para el futuro. El Perú es potencialmente muy rico, pero si las reservas no se identifican nunca se van a convertir en una mina.

p22a
Miguel Cardozo : CEO de Alturas Minerals

Miguel Cardozo (MC): La inversión en minería depende, en principio, en qué parte del ciclo minero estamos, el cual se refleja fundamentalmente en el precio de los metales. Cuando los precios de los metales son altos, la inversión aumenta y se expande y, cuando estamos en la parte baja del ciclo, todo se contrae. Además, existen situaciones particulares de las empresas y situaciones particulares de los países.
Los países, sin duda, necesitan ser competitivos, una condición muy importante, pero hay situaciones que quedan fuera de nuestro control, como la demanda y la oferta de nuestros productos. La minería siempre tuvo una especie de motor interno que consolidaba la inversión dentro del sector y lo hacía a través de la adquisición de proyectos en las épocas de crisis. Siempre había un capital destinado para poder consolidar la industria internamente.
Cuando tuvimos la crisis económica y la caída de los precios de los metales a fines de los años 90, esa tradición, la de los hermanos mayores dentro de la industria generando la consolidación, se quebró porque la caída de los precios de los metales afectó tremendamente a las grandes corporaciones en el mundo y les era muy difícil continuar haciendo esas inversiones de consolidación. En ese momento, entraron capitales completamente diferentes de fuera del sector minero e ingresaron al juego los países asiáticos que con su participación cambiaron un poco la dinámica interna y el contexto de las inversiones.
Cuando nos llega nuevamente la crisis en el año 2009 ocurre lo mismo: las empresas fueron golpeadas duramente porque el periodo previo de crecimiento no se manejó con las precauciones adecuadas.
Hoy, hay nuevamente cambios dentro del sector. Encontramos consolidación, transacciones y fusiones, tenemos una sensación que la situación está mejorando, pero el tema de las exploraciones se debe analizar de manera distinta. Cabe recordar que es en las exploraciones que se encuentran los nuevos recursos minerales que reemplazarán los metales ya extraídos y darán lugar al nacimiento de las nuevas operaciones que asegurarán el desarrollo minero del futuro.
Históricamente, las exploraciones en Perú han tenido bastante continuidad y han seguido el mismo ritmo de las exploraciones a nivel mundial. Pero hoy en día, el mercado es menos propenso a estas inversiones de alto riesgo. Para los inversionistas existen, además, varias alternativas de inversión en el mundo, tales como Cannabis, Bitcoin, Start ups tecnológicas, etc. Es decir, existe una extensa variedad de opciones para invertir, de manera que ahora, además de competir dentro del sector minero a nivel internacional, tenemos que competir con otro tipo de inversiones que son novedosas y que, por ahora, nos están ganando la batalla.

  • Lo más importante en un periodo de crisis es preservar el valor de la empresa, eso significa mantener sus activos principales y al mismo tiempo reducir al mínimo los costos y hacer transacciones con lo que se tiene a la mano, para mantener el flujo de caja de la empresa y esperar el resurgimiento de interés en las exploraciones.
  • El mercado se volvió sumamente exigente con las empresas juniors de exploración. Antes, las empresas de exploración creaban valor cuando lograban hacer un descubrimiento y ponían en evidencia la posibilidad de un buen recurso mineral hoy te exige etapas avanzadas como un estudio de pre factibilidad. Se tiene que hacer financiamientos de montos mayores y frecuentes en un mercado más volátil.
  • El Gobierno declara que quiere alcanzar el 8% del presupuesto mundial de exploraciones, sin embargo el Congreso modificó la ley de recursos hídricos, donde se encarga a la ANA que haga una metodología para delimitar las cuencas y medir su vulnerabilidad, sin ningún criterio técnicoAlturas Minerals y su futuro…
    MC: Alturas Minerals Corporation nace a fines del 2003 en Perú y desde su inicio ha tenido la vocación de ser una empresa de exploraciones. Como empresa junior hemos cerrado varios acuerdos importantes que han tenido desarrollos positivos, aunque hubo otros proyectos que no avanzaron.
    En los últimos años, lo que hemos podido hacer, a pesar de las circunstancias adversas, es mantener a flote nuestros mejores proyectos en cartera.
    En la actualidad, tenemos dos grandes proyectos que están en proceso de exploración: Sombrero en Ayacucho y Huajoto en Huancavelica. El primero, en sociedad con una empresa canadiense Auryn Resources y la otra estamos en negociación para firmar un contrato de opción con otra empresa extranjera, cuya meta final es un joint venture con el objetivo de seguir explorando el proyecto.
    Aunque encontramos proyectos interesantes no nos es fácil realizar exploración greenfield, pues en el mercado no hay mucho capital para este tipo de inversión. Además, la ejecución en el campo de los trabajos de exploración regional se torna complicado debido al contexto social del país.
    Obtener los permisos para perforar toma mucho tiempo, porque la normativa es cada vez más compleja, restrictiva y burocrática, barrera que perjudica en tiempos a cualquier proyecto, por ende, en costos.
    Silencio administrativo e incertidumbre…
    RDP: La normativa para las exploraciones que se aprobó el año pasado causó mucha expectativa porque el espíritu de la regulación era simplificarlo. Sin embargo, una de las dificultades que encuentran las empresas cuando presentan los estudios es que el funcionario, quien finalmente tiene que aprobar los estudios presentados, no quiere tomar decisiones porque no se siente respaldado, por lo cual muchas veces prolonga el tiempo o simplemente no las toma.
    Hay un silencio administrativo sin respuesta lo que genera una incertidumbre total. Se ha producido un quebrantamiento entre lo que se esperaba de la norma y el espíritu con el que se creó mucha expectativa.
    Finalmente, el cómo se está aplicando no ha cambiado y se ha vuelto más burocrático, y con el tiempo más largo con incertidumbres más fuertes.
    ¿Qué medidas concretas podríamos recomendar al Gobierno para atraer la inversión en minería?
    MC: El primer paso debe ser que exista una decisión política para impulsar la inversión minera en el país, incluyendo la inversión en exploraciones. Actualmente, la decisión del gobierno en ese sentido no es clara. Son varios años, alrededor de siete, en los que a pesar de que en los discursos se aprecia una intención, ésta no llega a materializarse en el camino. Durante el gobierno del presidente Humala había una bipolaridad política en sus discursos sobre el tema de la inversión a las promociones en minería. Al inicio del siguiente periodo, con PPK el discurso cambió y se percibía una clara posición a favor de la inversión. Sin embargo, en este periodo de gobierno, se han promulgado varias normas relativas al medio ambiente que dificultan los procesos. Los mineros no tenemos miedo a las normas ambientales estrictas porque ya las tenemos y las respetamos.
    Pero, cuando las normas son innecesariamente complejas, evalúan los riesgos ambientales de una manera excesiva como en el caso de las exploraciones, se vuelven burocráticas, alargan los procesos y los hacen menos predecibles y generan temor en los mismos funcionarios del Estado que tienen que tomar las decisiones, lo cual nos hace dudar de la viabilidad de las aprobaciones.p22bEnrique Oliveros, Socio Líder de Transacciones y Finanzas Corporativas de EY Perú; Miguel Cardozo, CEO de Alturas Minerals; y Raúl Del Pozo, Socio de Auditoría de EY Perú.
  • “HAY QUE DAR SEÑALES ADECUADAS Y FACILITAR LA INVERSIÓN PORQUE TENEMOS MUCHÍSIMOS PROYECTOS QUE ESTÁN BLOQUEADOS POR PROBLEMAS SOCIALES. ESPERAMOS QUE SE ENCAMINEN LOS PROYECTOS”.
    Existe el concepto errado en las autoridades ambientales de que el riesgo ambiental en la exploración es muy alto. Para aplicar el silencio administrativo negativo se necesita tener la certeza, la convicción, que la actividad representa un riesgo ambiental grave e inminente, lo cual en exploración no es cierto.
    Ese concepto hace que se introduzca en todos los tipos y tamaños de proyectos el silencio administrativo negativo y al mismo tiempo, como ha dicho el Gobierno, los plazos se han sincerado ¿qué significa eso? Que tenemos plazos mayores y una incertidumbre mayor con el silencio administrativo negativo. El resultado es procesos de aprobación ambiental más largos y menos predecibles.
    RDP: Hay decisiones que ha tomado el Gobierno, por ejemplo, creó un vice ministerio adscrito a la Presidencia del Consejo de Ministros para la gobernanza y territorialidad, con el fin de viabilizar los conflictos sociales y generar las mesas de diálogo con una participación más activa del Estado, pero no se han producido cambios importantes. No se nota un avance importante en el manejo social.
    Y para ello, justamente se necesita una decisión política de querer hacerlo, de tener una mayor presencia para que las empresas mineras no tengan que asumir la ausencia del Estado, por lo cual lamentablemente, la población asume que las mineras tienen que satisfacer sus necesidades.
    Cuando se toman las carreteras de alguna unidad minera, el Estado recién se comienza a preocupar y los funcionarios buscan solucionar el problema teniendo una respuesta reactiva.
    Los conflictos sociales están identificados, pero se espera a que estallen para recién tomar una acción más concreta. Se necesita que el Estado tenga una mayor presencia y anticipación a estos temas.
    ¿Cuáles son las perspectivas para el mercado?
    MC: Mirar hacia el futuro es un elemento esencial del negocio minero. No hay negocio minero de corto plazo, no existe. Sacar un proyecto, en promedio, toma más de 14 años, de manera que nosotros vivimos inmersos en el largo plazo. Sin embargo, ni el país ni el sector mismo logra una mirada estratégica de largo plazo, a pesar de que ese debe ser el punto esencial en la agenda.
    Debemos plantear un cambio en nuestra visión como país y en el papel que debe jugar la minería para el desarrollo nacional. En las épocas más difíciles, el sector minero soporta a la economía y, en las etapas de mayor apogeo económico, impulsa la expansión al mismo tiempo que genera la diversificación a través de sus requerimientos al mercado.
    El mercado va a seguir siendo volátil y nosotros debemos tener claro si podemos enfrentar las circunstancias que no controlamos para lo cual se requiere de una política interna mucho más estable y previsora respecto de las necesidades que tenemos para el futuro del sector y del país.
    RDP: La cartera del sector cuenta con activos mineros valiosos y atractivos para el mercado. Recientemente, Minsur y Yanacocha han logrado financiarse con la incorporación de nuevos inversionistas.
    El camino es la concertación de las partes involucradas del sector para ser más atractivos en el mercado, porque si finalmente los proyectos mineros no se dan nadie se va a beneficiar de la riqueza que tiene el Perú y todos vamos a salir perjudicados.
    Tenemos muchos problemas por resolver y un vehículo que es la minería, que puede ayudar a resolverlos, sin embargo, las partes involucradas no se ponen de acuerdo. El Gobierno tiene que tener una actitud más firme.
Facebook Comments