Buenaventura: el 2020 tendrán avances en proyectos San Gabriel y Trapiche

En 2020 definirá visto bueno de directorio de empresa para puesta en desarrollo de iniciativa San Gabriel. Minera también clasificó fases de desarrollo en próximo proyecto de cobre en Apurimac. Victor Gobitz, gerente general de la empresa, señaló que en el caso del proyecto subterráneo de oro San Gabriel (Moquegua), ya se tiene definido el método de minado a aplicarse en esta iniciativa. Indicó que para el año 2020 se espera presentar el proyecto al directorio para su aprobación.

“En términos de recursos, medidos e indicados, San Gabriel tiene más de 1.4 millones de onzas de oro. Si se suma los inferidos, es de más de 2 millones de onzas de oro. Va a tener una planta de procesado de 3,000 TM por día. Es un proyecto que cuenta con el EIA aprobado y tenemos los acuerdos con las comunidades”, sostuvo el ejecutivo.

Precisó que durante el 2019 ya se pasó por el nivel de prefactibilidad del proyecto, y espera contar con el compromiso de las comunidades involucradas. Cabe indicar que el proyecto San Gabriel tiene un presupuesto de inversión de US$ 431 millones, según información del Ministerio de Energía y Minas.

Sobre el método de minado Gobitz señaló que “se tiene definido explotar por sistema de bloques, y mediante taladros de largo corte”.

Trapiche

En el marco del plan estratégico de Buenaventura, expuesto en el Instituto de Ingenieros de Minas, Gobitz indicó que en el proyecto de cobre Trapiche, ubicado en Apurímac, comprende dos fases de desarrollo.  La primera parte es la producción de un cobre secundario lixiviable, mientras que la segunda etapa es para producir cobre en flotación, y el cual está en postergación. Se estima una inversión de US$ 1,000 millones en el proyecto, el cual se encuentra en etapa de prefactibilidad.

“Es un proyecto de mucha mayor dimensión que San Gabriel y aportará valor al crecimiento de Buenaventura”, subrayó.

Portafolio de proyecto

La empresa cuenta con un portafolio de proyectos como es el caso de Yumpag, que es un proyecto de plata cercano a Uchucchacua, en la sierra de Lima, y otras iniciativas como Yanacocha sulfuros, Coimolache sulfuros (ambos en Cajamarca), y el proyecto de la planta química de cobre arsenical de Rio Seco.

En el caso del proyecto de la planta química de Rio Seco, Gobitz señaló que Buenaventura está procesando concentrados de cobre con alto contenido de arsénico.

La empresa ya cuenta con otra planta química de plomo con alto contenido de manganeso. “Se ven avances a nivel de scoping (estudios iniciales). Hay algunos aspectos en los que no se ha alcanzado el pleno nivel de prefactibilidad”, agregó.

Tantahuatay es otra operación importante de oro, que se trabaja junto con Coimolache, en Cajamarca. “Es un proyecto importante que se trabaja con Southern. Ahora Buenaventura es el operador y si bien produce oro, se convertirá en un productor de cobre”, anotó.

Para esta iniciativa de explotar cobre en Tantahuatay, la empresa espera alcanzar la etapa de prefactibilidad en la primera mitad del 2020, para lo cual se está preparando la documentación inicial para el proceso de obtención del EIA.  También se inició la ingeniería básica para la presa de relaves, informó la empresa.

Fuente: Gestión.

Facebook Comments