Celdas de flotación solucionando el difícil problema en la industria minera

Controlando el espesor de la espuma en Celdas de Flotación

Las celdas de flotación de espuma están en el centro de la mayoría de las operaciones mineras de metales básicos y preciosos. Una suspensión de mineral extraído se mueve a través de una serie de celdas de flotación y, a medida que el mineral se mueve de una celda a otra, los materiales valiosos flotan hacia la superficie y rebosan para su posterior procesamiento.

 

Los operadores, deseando maximizar la eficiencia, necesitan controlar el nivel de espuma y mantener una densidad ideal en estas celdas de flotación.Las operaciones de minería han utilizado tradicionalmente una boya de flotación estándar, un plato elevado y un sensor ultrasónico para controlar el nivel de espuma.Los operadores controlan la densidad del fluido siguiendo una tabla de velocidades de mezcla y deseando mantener el espesor de la espuma cerca de un cierto nivel para lograr la máxima eficiencia.La boya flota donde la parte superior del líquido se encuentra con la parte inferior de la espuma. Esta es una superficie agitada, que cambia rápidamente, lo que a menudo resulta en un error de medición. Además, esta es una medida mecánica, por lo que la varilla del flotador es propensa a la acumulación. Esta varilla debe limpiarse frecuentemente de lo contrario el flotador se puede atascar, lo que provoca otro error de medición.

Afortunadamente, hay una mejor manera de controlar el grosor de la espuma y realizar un seguimiento de la densidad en tiempo real de forma coherente y precisa sin los errores ni mantenimiento.

Una solución sin problemas, ni mantenimiento
La presión diferencial electrónica utiliza un par de transmisores de presión hidrostática interconectados e independientes, sumergidos en la celda de flotación. El sistema de VEGA puede proporcionar acceso a mucha más información que los métodos de medición tradicionales y permitir a los operadores un mayor control sobre el proceso. El sistema de presión diferencial electrónico (EDP por sus siglas en inglés) calcula continuamente la densidad del fluido y utiliza el valor de densidad para proporcionar el nivel hidrostático total.
Una medición de nivel con densidad compensada permite a los usuarios controlar el nivel total del fluido y, por diferencia, el espesor de la espuma. La instalación y configuración de este sistema puede tardar menos de una hora en completarse, y una vez funcionando, los usuarios experimentarán menores costos de mantenimiento, mayor confiabilidad y más confianza que en las mediciones que están utilizando para controlar el proceso.

Una mejor mina con mejor eficiencia
El Sistema de Presión Diferencial Electrónico de VEGA presenta una alternativa confiable para la industria minera, todas muy acostumbradas a utilizar el sistema de boya para medir el espesor de la espuma en las celdas de flotación. Este sistema electrónico proporciona mediciones precisas mientras garantiza un proceso eficiente que optimiza los rendimientos, y libera al usuario final de mediciones defectuosas y reduce los mantenimientos, que consumen demasiado tiempo.

Por: VEGA AMÉRICAS, Inc.

Facebook Comments