Desafíos que enfrentaremos en el 2016

 

Especialistas de diversos rubros opinaron sobre el escenario que deberemos enfrentar el próximo año. Si bien existe un cierto grado de complejidad, sumado a las elecciones presidenciales, contamos con las herramientas para que el 2016 sea exitoso.

FINANCIAMIENTO

Las compañías que estén mejor preparadas podrán tomar ventaja cuando el ciclo de cotizaciones cambie positivamente”

Raúl del Pozo. Socio de auditoría de EY
Raúl del Pozo. Socio de auditoría de EY

En el sector minero, el continuo deterioro en las cotizaciones de los metales ha hecho que haya mayor presión para que se pueda cumplir con los compromisos financieros asumidos previamente. Esta situación ha afectado a unas compañías más que a otras, dependiendo de las estrategias seguidas en años anteriores y de los niveles de apalancamiento que se han aceptado.
Muchas de las decisiones de inversión fueron realizadas por las empresas mineras, en un escenario de precios proyectados sustancialmente mayores a los que tenemos en los últimos años. En este escenario, algunos de los factores que podría agudizar los problemas de liquidez en las empresas del sector minero serían los siguientes:
• Poca o nula capacidad para refinanciar la deuda existente.
• Falta de flexibilidad para cambiar las condiciones de las obligaciones de largo plazo (por ejemplo contratos de infraestructura bajo la modalidad de “Take or pay” o contratos de suministros de energía y/o petróleo de largo plazo).
• Riesgo de crédito de los clientes mineros.
• Obligación de continuar con los desembolsos en proyectos en construcción.
• Mayores obligaciones laborales causadas por reducción en los niveles de operación.
• Falta de colaboración de los sindicatos para lograr ser más eficientes.
Lo que podrían hacer las empresas del sector minero es lo siguiente:
• En un escenario de cotizaciones de los metales muy bajas, la Gerencia debe presupuestar y evaluar cómo sus operaciones son afectadas por la volatilidad de las cotizaciones.
• El preparar un presupuesto detallado permitirá identificar obligaciones contingentes que pudieran surgir.
• Mejorar las práctticas sobre el capital de trabajo. Se debe identificar los activos que podrían volverse líquidos (por ejemplo los impuestos pagados en exceso, que a veces no son reclamados a la autoridad tributaria).
• Explorar nuevas alternativas de financiamiento (por ejemplo el “streaming”).
Muchas de las decisiones tomadas por las empresas del sector minero en este ciclo de cotizaciones bajas están relacionadas a reducción de inversiones en CAPEX, cierre de las operaciones mineras, ahorro de costos a través de la negociación con los subcontratistas y la búsqueda de mejorar los niveles de productividad.
Sin embargo, teniendo en cuenta la naturaleza del negocio minero en que cada onza de metal o tonelada métrica de concentrado producido, es un valor de la compañía consumido (en la medida que no sea reemplazado en forma simultánea) es necesario siempre mirar el futuro.
Una de las preguntas que se viene es cuando el foco de la gerencia debe cambiar de una estrategia de mantenimiento/supervivencia hacia una de estrategia de crecimiento. Las oportunidades de crecimiento se darán cuando el ciclo de cotizaciones de metales cambie. Las compañías que estén mejor preparadas podrán tomar ventaja cuando el ciclo de cotizaciones cambie positivamente y aprovecharán las oportunidades que el mercado les pueda ofrecer.

 

MINERÍA Y MEDIO AMBIENTE

“Las invasiones a las concesiones mineras deben tener consecuencias penales para los infractores”

Humberto Martínez. Socio de Roselló Abogados Especialistas en Minería y Medio Ambiente
Humberto Martínez. Socio de Roselló Abogados Especialistas en Minería y Medio Ambiente

El 2016 encuentra a la minería sin nuevos proyectos, solo ejecutando aquellos cuyo desarrollo comenzó hace ya algunos años. Las exploraciones se han reducido al mínimo por la caída en los precios internacionales, lo cual se ha reflejado en una contracción de las exploraciones en todo el mundo. En ese sentido, nuestro principal reto es hacer aquello que si está en nuestras manos para mejorar las condiciones del sector.
Consideramos que desregular el sector es uno de los principales desafíos, y hacerlo sin reducir la calidad ambiental y de seguridad de los proyectos. No nos referimos solo a las normas y permisos ambientales que, no obstante las declaraciones oficiales, sí constituyen un importante motivo de retraso en los proyecto. También hay retrasos significativos porque la propia autoridad minera genera nuevos procedimientos y requisitos, no obstante el esfuerzo que desde el MEF se ha hecho por agilizar los procedimientos.
Finalmente, dos temas deben ser también enfrentados por el Estado, haciendo valer su autoridad y representando el bien común: la Consulta Previa y la lucha contra la minería ilegal. En el primer caso, el Estado (MINEM) no debe permitir que esta consulta sea instrumentalizada por quienes buscan oponerse a la minería o se condicione a que se satisfagan carencias de años, definiendo con prontitud la decisión del Estado.
En el caso de la minería ilegal, quisiéramos ver que las invasiones a las concesiones mineras tengan consecuencias penales para los infractores, y en aquellos casos en que exista acuerdo con la concesión, los gobiernos regionales resuelvan con prontitud el anhelo de formalización legítimo.

 

HIDROCARBUROS

“Perú necesita que, como en Camisea, el gobierno apoye decididamente la exploración y explotación de varias cuencas hidrocarburíferas”

Beatriz Lucero Merino. Presidenta de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos.
Beatriz Lucero Merino. Presidenta de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos.

Hoy por hoy, el gobierno no tiene una política clara de impulso a la industria para revertir la caída de la producción de crudo en el país. El Perú necesita que, como en Camisea, el gobierno apoye decididamente la exploración y explotación de varias cuencas hidrocarburíferas, aún subexploradas, con una política estratégica de primer orden que tenga objetivos claros.
Otro tema pendiente es la creación de un Viceministerio de Hidrocarburos al interior del Ministerio de Energía y Minas (MEM). De esta manera, el sector tendría mayor autonomía, mayor especialización de los funcionarios y mayor poder de vinculación y diálogo entre las empresas y el Gobierno.
Por último, la mejora de la normatividad que rige al sector es imperativa. Sin normas claras que impulsen la exploración no podremos competir con países vecinos, sobre todo hoy que el precio del petróleo ha caído a menos de la mitad y se cotiza alrededor de los US$ 40 el barril. Por eso, es fundamental que el gobierno tome medidas para revertir esta situación.
Nuestro gremio presentó al gobierno, en mayo de este año, un grupo de medidas que incentiven su crecimiento enfocándose en el aprovechamiento del potencial hidrocarburífero en un entorno normativo que estimule su reactivación.
Entre las medidas presentadas figuran: la aplicación de un canon ficto con cargo a los recursos del Gobierno central, de tal manera que se garantice que las regiones recibirán por canon una cantidad no menor a la percibida el año 2013.
También se propone crear un Grupo Técnico Multisectorial liderado por el Ministerio de Energía y Minas para el seguimiento de los proceso de aprobación y otorgamiento de derechos que promuevan la inversión en el menor tiempo posible, entre otras.

TRIBUTACIÓN

“La habilitación de la periódica deducción de la provisión por cierre de minas es un tema importante no resuelto que resta competitividad”

Roberto José Casanova-RegisAlbi. Gerente Senior del Área de TaxAdvisory de KPMG en Perú
Roberto José Casanova-RegisAlbi. Gerente Senior del Área de TaxAdvisory de KPMG en Perú

 

Bajo mi punto de vista, la industria minera afronta una serie de desafíos muy importantes de cara al próximo ejercicio 2016 como el descenso en el precio internacional de los minerales, diversos problemas sociales y medioambientales o los impuestos.  En primer lugar, la desaceleración de la economía china ha generado no solo que el precio internacional de los minerales descienda sino también que la demanda por los mismos decaiga.

En dicho contexto, la expectativa de los márgenes de rentabilidad esperados por los accionistas de las grandes empresas mineras se ve afectada, y éstas se ven obligadas a implementar importantes reducciones de costos a efectos de mantener un nivel de retorno que por lo menos cubra sus costos de operación con miras a garantizar la sostenibilidad de la actividad minera.

 

Por otro lado, están los problemas sociales y medioambientales, ya que no cabe duda de que el medioambiente debe y tiene que ser protegido y en ese esfuerzo la minería responsable cumple un rol importantísimo. Sin embargo, la ausencia de un marco regulatorio adecuado, sumado a la escasa aplicación del principio de autoridad del lado del Gobierno, ha hecho que problemas medioambientales y sociales, que podrían haber sido resueltos, terminen siendo politizados generando la paralización de importantes proyectos mineros; Tía María y Conga son los mejores ejemplos de lo que no debe pasar frente a problemas solucionables, si es que hubiera voluntad política de hacer las cosas bien.
Esperamos que el siguiente Gobierno tenga una agenda seria que tienda puentes que permitan la definitiva solución de los problemas sociales y medioambientales que han hecho que importantes proyectos mineros queden en stand-by, situación en la que todo el Perú pierde. En dicho esfuerzo, la habilitación de la periódica deducción de la provisión por cierre de minas es un tema importante no resuelto, que le resta competitividad minera al país en relación con nuestros vecinos como es el caso de Chile.
Perú es un país bendecido por su potencial minero y sabemos que la minería tiene como punto de partida la actividad de exploración. En dicho esfuerzo, quien asume la totalidad del riesgo exploratorio es el inversionista minero. Sin embargo, en un afán recaudador, la oportuna recuperación y devolución del Impuesto General a las Ventas, que grava las adquisiciones e importaciones de bienes y servicios destinados a dicha actividad es constantemente negada por la SUNAT. Estas negaciones se sustentan en base a formalismos administrativos e interpretaciones equivocadas que no atienden al principio de neutralidad de las inversiones que debe regir la etapa de exploración, etapa en la cual, como he indicado, es el inversionista quien asume la totalidad del riesgo de la actividad minera.
En materia del Impuesto a la Renta, el escenario no es alentador. La caída en la recaudación como consecuencia de la disminución del precio de los minerales tendrá como correlato el incremento del esfuerzo fiscalizador de la SUNAT, esfuerzo en el que los procedimientos de auditoría han dejado de ser un mecanismo de generación de riesgo de incumplimiento tributario para convertirse en procedimientos de recaudación en sí mismos. En dicho contexto, la SUNAT fiscalizará períodos tributarios cerrados en donde los precios de los minerales estaban altos y generará posiblemente importantes acotaciones que las empresas mineras deberán afrontar en el escenario actual de baja rentabilidad, pudiendo no contar con los recursos financieros necesarios para afrontar las acotaciones realizadas, muchas de las cuales se fundamentarán en formalismos y no en el adecuado entendimiento del negocio minero.
Al respecto, es importante entender que la inversión es sensible a las condiciones existentes para su realización; si éstas son adversas se desplazarán a jurisdicciones más favorables en perjuicio del desarrollo de nuestro país.

SEGURIDAD

“Plantearemos una hoja de ruta para implementar sistemas de gestión, y la estandarización de los procesos de inducción y capacitación”

Fernando Borja. Gerente General de ISEM
Fernando Borja. Gerente General de ISEM

La primera quincena de diciembre demuestra una disminución en los accidentes con muerte, con respecto al año pasado, esperamos que ya no se presenten más accidentes en nuestra minería. Debemos considerar que el promedio de trabajadores ha aumentado, para poder compararnos de manera precisa debemos esperar al 31 de diciembre para comparar cifras con los años anteriores.
Como sabemos el negocio minero es un negocio de costos, por ello es estratégicamente importante poseer buenos sistemas de seguridad para asegurar una disminución de pérdidas que finalmente significan un mejor control de los costos. Actualmente las empresas se encuentran en este camino y han encontrado en la gestión de seguridad una herramienta importante en la sostenibilidad del negocio.
La reducción de los accidentes y sus indicadores implica que los sistemas de seguridad de las empresas están madurando, que la aplicación de la legislación también está dando sus frutos así como la capacitación de los trabajadores mineros, por ello parar los próximos periodos creemos que será importante estandarizar procesos de seguridad a nivel industria.
Por parte del ISEM, plantearemos una hoja de ruta para implementar sistemas de gestión, una estandarización de los procesos de inducción y capacitación, y sobre todo establecer las bases para la certificación de trabajadores mineros, ello redundara en contar con mejores trabajadores mineros, empresas más productivas y una reducción de los accidentes y los costos. Estos procesos los llevaremos adelante con el Comité de Seguridad de la SNMPE y con nuestras empresas mineras asociadas. Creemos firmemente que una minería segura y productiva para que cada trabajador regrese a casa sano y salvo.

RESPONSABILIDAD SOCIAL 

“El gran desafío del sector minero es mitigar los impactos negativos  y una oportunidad importante es la aplicación de los ODS”

Henri Le Bienvenu. Gerente General de Perú 2021.
Henri Le Bienvenu. Gerente General de Perú 2021.

La situación actual del planeta exige a todos los países realizar un trabajo en conjunto que nos permita tener un planeta sostenible. Perú no escapa de este compromiso y los sectores extractivos juegan un rol importante en lograr metas de crecimiento.

Los desafíos y retos para el sector minero en responsabilidad social y sostenibilidad para el próximo año están marcados por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030. El gran desafío del sector minero es mitigar los impactos negativos y una oportunidad importante es la aplicación de los ODS en la estrategia de negocio.

 

Lo que nos queda claro es que las empresas juegan un papel importante en la consecución de los ODS. Para ello la minería debe buscar:
1. Tener un modelo sostenible en el tiempo: El modelo actual de la minería es insostenible.Tenemos minería informal, contaminación y conflictos sociales. Si queremos garantizar la vida y los derechos de las personas y el planeta, el modelo que debemos seguir tiene que ser sostenible, es decir dónde todos ganemos.
2. Equidad: Cada comunidad es diferente. Algunas son más vulnerables que otras. Es importante que las empresas mineras se focalicen en las realidades de sus áreas de influencia y no en los promedios nacionales de pobreza, salud, educación, etc.
3. Universalidad: Es necesario entender que no existe el desarrollo si no se asume que todos los problemas están interconectados y hay que abordarlos con una mirada global.
4. Compromiso: Las empresas mineras deberán desarrollar políticas internas, para que todas sus áreas se comprometan con la sostenibilidad.
5. Alcance: Hay 6 ODS que están directamente relacionados con la minería y que se deben abordar en el 2016. Estos son: ODS 6 Agua limpia y saneamiento, ODS 7 Energía asequible y no contaminante, ODS 8 Trabajo decente y crecimiento económico, ODS 9 Industria, innovación e infraestructura, ODS 13 Acción por el clima, ODS 15 Vida de ecosistemas terrestres.
El trabajo va a ser arduo, pero necesario para lograr la sostenibilidad del planeta. Tenemos que trabajar en una agenda para lograr estos objetivos para el 2030.

Facebook Comments