Dinamizan Inversiones

De acuerdo a la cartera estimada de proyectos mineros del Ministerio de Energía y Minas, actualizada a marzo de 2016, está compuesta por 50 principales proyectos, de los cuales 35 corresponden a tajo o cielo abierto, los que a su vez suman una inversión mayor a los US$ 50,000 millones.

De este total, seis pertenecen a ampliaciones, 11 son proyectos con Estudio de Impacto Ambiental aprobado o en construcción, tres con Estudio de Impacto Ambiental presentado o en evaluación, y 15 corresponden a proyectos en exploración.

Respecto a los proyectos de ampliación, destaca la reciente inaugurada por Cerro Verde, la cual registró una inversión estimada de US$ 5,600 millones (US$ 1 millones más de lo indicado en la cartera estimada de proyectos).

Se estima que las nuevas obras de expansión permitirá una producción que añadirá de manera directa e indirecta la suma de US$ 5,400 millones a la economía peruana, lo que incluirá unos US$ 3,400 millones en beneficio de la región Arequipa.

Otro de los proyectos de ampliación que resaltan y que estima un importante monto de inversión es la de Toromocho con US$ 1,350 millones y una producción, por año adicional, de 25,000 TMF/Cu.

En tanto, en lo correspondiente a proyectos con EIA aprobado o en construcción, podemos mencionar a Las Bambas, cuprífero que habría demandado una inversión aproximada de US$ 10,000 millones. Asimismo, destaca el proyecto de hierro Pampa de Pongo, ubicado en la región Arequipa, y que podría convertirse en la mayor mina de hierro en Perú, con una producción estimada de 22,5 millones de toneladas al año.

Finalmente, respecto a exploración, y en donde radica el mayor número de proyectos, destaca el polimetálico El Galeno situado en Cajamarca, cuya inversión aproximada es de US$ 2,500 millones y cuya producción estimada es de 350,000 TMF/Cu, 82,000 Oz/Au, 2300 TM/Mo, 2 M Oz/Ag.

Del mismo modo, tenemos el proyecto de Apurímac Ferrum, Hierro Apurímac, que estima iniciar sus operaciones en el 2021. La inversión bordea los US$ 2,300 millones y la producción anual sería de 20 mil TM/Fe.

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Las tareas en la minería a tajo abierto son diversas y requieren un correcto planeamiento y significativa inversión. Por lo general, dejan la responsabilidad de la voladura en manos de un tercero especializado.

Para el método de explotación a cielo abierto, se toman en cuenta un conjunto de elementos básicos, principalmente técnicos, los cuales hacen posible poder seleccionar el método de explotación para hallar los minerales.

Bajo este escenario, son diversas las tecnologías de minado que se están aplicando en este tipo de minería de nuestro país. Ronald Añazco, gerente comercial Exsa Perú, comenta que en el caso de nuevas tecnologías relevantes en la minería peruana, las cuales están relacionadas a las actividades que Exsa viene desarrollando, se puede hacer mención a aquellas que buscan una mayor productividad dentro de los procesos mineros, y que a su vez reducen los riesgos inherentes a esta actividad.

“Hablamos de los Análisis de Fragmentación Online, de la Alta precisión en los equipos Mineros, del Sistema de Iniciación Electrónica y los Explosivos de alta eficiencia”, detalla el ejecutivo.
Dentro de nuevas tecnologías en el sector minero, se podría mencionar el análisis de fragmentación online, la cual está relacionada a la actividad de minado, “dado que a través de este método se puede obtener en tiempo real durante el proceso de minado, los resultados de la fragmentación, permitiendo de esta manera corregir algún parámetro de perforación y voladura y optimizarlo en disparos posteriores”.

Ronald Añazco señala que la alta precisión en los equipos de perforación ha permitido que las desviaciones en la ubicación de grandes perforadoras sean cada vez menores, con lo cual se puede tener mayor precisión en los cálculos predictivos de resultados de voladura.

“Para el caso de los equipos de minado es una herramienta que permite monitorear la ubicación exacta de las zonas que se están minando y, por ende, relaciona esta actividad a los resultados obtenidos en las voladuras”, refiere.

Añade que “estas herramientas de precisión han hecho posible un desarrollo de la ingeniería y de los estándares de minado. De esta forma, cada vez es más frecuente encontrar taludes de mayor altura y agudos ángulos de trabajo”.

Las voladuras suelen ser masivas y de varios cientos de taladros, todos detonando en el orden diseñado por el ingeniero de voladura, lo que permite reducir las vibraciones y daño al macizo rocoso, manteniendo los objetivos de fragmentación requeridos por los siguientes procesos de recuperación del mineral.

SOLUCIONES EN VOLADURA

Ronald Añazco, gerente comercial Exsa Perú, comenta que actualmente, la tecnología Quantex y el sistema de iniciación electrónica DigiShot Plus son las soluciones de Exsa con mayor impacto en la minería peruana.

“Exsa cuenta con el área de investigación, desarrollo e innovación, que desde hace dos años ha conseguido introducir la tecnología Quantex, conformada por un equipo de profesionales especializados, tecnología de punta y la mezcla explosiva Quantex”, precisa.

Este es un explosivo altamente sensitivo que desprende grandes niveles de energía para la fragmentación de la roca. El especialista menciona que “la mezcla explosiva Quantex, no depende del nitrato de amonio poroso, por ello ofrece mayor estabilidad en precios cuando los commodities sufren variaciones”.

Otro aspecto a considerar es que el nitrato de alta densidad empleado para la mezcla explosiva Quantex, solo requiere de la mitad de combustible que los nitratos de amonio porosos.
Dentro de los beneficios que se han demostrado con el empleo de esta nueva tecnología se destaca la reducción de costos hasta en un 30%, mejoramiento de la granulometría, menor consumo de energía en chancado y mitigación de impactos socio ambientales como polvo, humos pardos y ruido.

“Un factor importante, en el proceso de voladura, es la correcta secuencia de detonación, para lo cual se requiere flexibilidad y precisión en los tiempos de detonación. Es por ello que Exsa comercializa el sistema digital de iniciación de voladuras más avanzado del mundo, el sistema DigiShot Plus”, explica Añazco.

“Este sistema consta principalmente de un detonador electrónico, que se maneja con un código binario encriptado. Tanto el detonador como sus cables de conexión tienen el encapsulamiento más hermético y robusto del mundo, siendo su cable de acero electrogalvanizado y su doble recubrimiento el principal diferencial para minimizar las pérdidas de energía por deterioro o corte”, detalla.
Dentro de los beneficios comprobables en las minas donde se viene empleando el DigiShot Plus, se pueden mencionar la reducción de costos por ampliación de mallas, una mejora en la fragmentación, la reducción de las vibraciones mediante una correcta secuencia de tiempos de detonación, secuencias para reducir el daño a los taludes y la dilución de mineral.

CONTROL DE POLVOS

Sobre cómo podemos controlar la contaminación del aire luego de una voladura, Ronald Añazco recuerda que la detonación de un explosivo es una reacción violenta que genera una serie de productos gaseosos a alta temperatura y presión, pudiendo ocupar entre 1,000 a 10,000 veces su volumen original.

“Es por ello que una voladura al generar esta reacción violenta pone en movimiento partículas de polvo y se generan gases producto de la detonación del explosivo”, refiere.

Dentro de los controles operacionales para retener la energía de esta reacción violenta propia de la detonación, se puede mencionar el uso de accesorios para la retención de tacos, el uso de aspersores de agua antes de la voladura y el empleo de explosivos que generen menor volumen de gases al detonar.

“La mezcla explosiva Quantex está compuesta en un 70% de emulsión, lo que permite reducir la generación de humos pardos. Además, al tener un menor porcentaje de combustible reduce significativamente la huella de carbono en comparación con un explosivo tradicional”, explica el especialista.

dinamizan-inversiones2


Facebook Comments